22 sep. 2011

Y cae el telón, como la lluvia.


Nadie ve los despojos del ángel.
Pluma de nácar, pluma de sangre,
no quiero que me escribas.
Como una vela escondida,
como una caja vaciada,
así estoy.
Inutilidad suprema es la que surge.
Brazos creyentes, vestigios de fe.
No puedo cumplir, no hay que decepcionarlos.
No creo que se oculte con el sol.
Y cae el telón, como la lluvia.
Pero antes una muerte y entonces aplausos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails